El tema de la muerte.


 

Miércoles 190308 – 16:57hrs.
 
Quiero agregar aquí algo más acerca de la muerte.
 
Mi abuelo paterno murió antes que yo naciera, no lo conocí.
Mi abuelo materno murió cuando yo era pequeña, murió después de la Segunda
Guerra mundial. Mis recuerdos al respecto son lejanos no entendía lo que era la
muerte de las personas. Sólo recuerdo que mi madre lloraba.
 
En otra ocasión escuchamos que había muerto el hermano de una compañera de la
escuela y quisimos ir a verla. Había mucha gente allí. El féretro estaba en la sala
de la casa y habían muchos jóvenes vestidos con un uniforme de un equipo de
fútbol porque al parecer el joven era parte de un equipo. Nos llamaba la
atención que algunas mujeres lloraran casi a gritos.
 
Años después recuerdo la muerte de mi tía Elena, la cual murió de cáncer y estuvo
un tiempo en nuestra casa porque ellos vivían en provincias y tuvo que viajar a
Santiago para un tratamiento de quimioterapia. Pero su caso no tenía remedio.
 
Mucho después recuerdo la muerte de mi tía María a la cual vi agonizar en el
hospital, mi padre me llevó para que la viera y también me llevó a conocer la
morgue que estaba en un subterráneo. Ahí me enteré que le iban a hacer la autopsia.
Mi padre estaba preocupado porque había costumbre de vestir a los muertos y él
no quería hacer eso con su propia hermana, no quería verla desnuda. Ni siquiera
se le ocurrió pedirme eso a mi.  Consiguió con unas personas que trabajaban
en el hospital para que la vistieran, no recuerdo mucho el entierro, sólo recuerdo
que su nicho estaba en la parte más alta de una pared en el cementerio general.
 
Recuerdo más bien cuando murió mi abuela Milagros, ya que ella estuvo un buen
tiempo viviendo con mis padres y mi madre la cuidaba, estaba enferma en cama
casi ciega y tenía incontinencia urinaria, por lo que había que colocarle pañales
para adultos. Cuando murió estaba en el hospital y allí en la  capilla del hospital
fue dejada antes de enterrarla. Allí acompañé a mi padre, y miré el cadáver de
mi abuela, se veía hermosa, nuy blanca. Tenía un semblante de paz.
Recuerdo que en ese tiempo soñé con ella cuando ya había muerto y
la veía hermosa y blanca en mi sueño, como un  espíritu, casi transparente.
 
Mi abuela Milagros fue entrerrada en una bóveda donde estaba ya enterrada mi
tía Lala Mascaró Rodríguez que había muerto mucho antes también de cáncer.
Mi tía Lala era sobrina de la familia Alessandri Rodríguez, y fué casada con el
hermano mayor de mi padre. Cuando yo pensaba en ella pensaba en esa familia
con tradición política que llegaron a ser Presidentes de la República de Chile
tres veces.
 
Mi abuela Luisa murió muy anciana se quedó dormida en el sueño. Tenía mucho
más de noventa años y está enterrada en el cementerio general cerca de la tumba
de mi tío Millán. 
 
Han muerto muchas otras personas en mi familia: todas las hermanas  y hermano de
de mi madre, menos mi tía Raquel. Y todos los hermanos de mi padre.
 
Antes que murieran mis padres murió un primo muy querido para mí Luis Antonio.
El fue velado en una casa de los masones porque era masón. Allí estaban esas
personas que llaman a su hermano en una ceremonia especial, lo llaman
tres veces. Al día siguiente es llevado a la iglesia de Llolleo y
finalmente enterrado después de una misa en la Catedral de Melipilla, en el
cementerio de esa ciudad. También murió el hijo de mi primo Ronald en el
extranjero. Sentí mucho la muerte del hijo de mi primo, era muy joven.
 
Mi padre y mi madre murieron juntos, de muerte natural, la misma semana. A fines de
Noviembre de 1997. Mi padre estuvo cuatro años enfermo en cama no se podía levantar
murió un día Sábado y lo enterramos el Domingo y mi madre murió enseguida,
el día Martes  y la enterramos el Miércoles. Mi padre tuvo un reponso en la capilla
de La Annunziata en la zona oriente de Santiago y colocaron en la cabecera de su
féretro la fotografía de su Santidad el Papa Juan Pablo II. Recuerdo que estuvimos
allí en un momento a solas con mi hija Claudia acompañando a mi padre que
quedó al costado de la Iglesia en una pequeña sala de la capilla. Mi madre tuvo
una misa en la Iglesia de Los Domínicos en la zona oriente de Santiago. La
acompañó mucha gente amiga y a mi padre también. Mi padre y mi madre fueron
enterrados en la misma bóveda donde está mi abuela Milagros y mi tía Lala.
Están cerca del muro o Memorial que recuerda a los muertos y desaparecidos
durante el gobierno militar.
 
¿Qué es la muerte para mí?
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s