FALTAN 13 DIAS PARA LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES, DE SENADORES Y DIPUTADOS EN CHILE…


Domingo 291109 – 11:54hrs
 
FALTAN 13 DIAS PARA LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES, DE SENADORES Y DIPUTADOS EN CHILE…
 
(o sea, contamos desde mañana 30 de noviembre hasta el día 12 diciembre, que es un día antes de la elección que es el  domingo 13 de diciembre)
 
 

Ojo con las mujeres en la franja parlamentaria y presidencial

Publicado el 17 Noviembre, 2009
Archivado bajo Elecciones 2009 |

Por Teresa Valdés, Coordinadora del Observatorio de Género y Equidad

Tras cuatro días de emisión de la franja electoral hay un hecho indesmentible: para la mayoría de los candidatos las mujeres jugamos un rol central en el resultado de las elecciones. Las figuras femeninas -con distintos grados de protagonismo- adquieren relevancia en los mensajes que los candidatos y los partidos están entregando a la ciudadanía. Las diferencias estriban en el protagonismo y en el lenguaje utilizado -que incluye o no a mujeres y hombres-, pero también en la relación que construyen los candidatos con ellas. Economizando tiempo y palabras, la mayoría intenta dar un lugar a las mujeres.La Presidenta Bachelet, su discurso y sus políticas, las propias candidatas al parlamento, mujeres dirigentas, mujeres de distintos sectores que apoyan las candidaturas -con protagonismo -dirigentas sociales o artistas- o sólo en comparsa- y las situaciones que viven mujeres concretas, son los recursos utilizados. Varios partidos incluyen niñas pequeñas que simbolizan el futuro.

Destacan, en positivo, el abordaje de casos y demandas de las mujeres, como en la primera entrega del partido socialista y el comando de Frei y posteriormente, de Enríquez-Ominami: la píldora del día después, la educación de las madres adolescentes, el reconocimiento del trabajo doméstico, la igualdad salarial y laboral, la protección de la maternidad, la violencia contra las mujeres, el acceso a la salud, participación de las mujeres en cargos de decisión, el machismo. Se sumó también Piñera, al prometer apoyar el empleo de las mujeres, pero “sin abandonar o descuidar a su familia y sus niños”. Finalmente, la franja de Arrate, que incluye testimonios de dirigentas de izquierda y numerosas artistas, alaba las habilidades de las mujeres -como en la cocina- de manejar varios asuntos en forma simultánea.

En lo negativo destaca que el Partido Radical, en su primera entrega, sólo dé lugar a las mujeres como un “cuerpo deseable”, desnudo, sin rostro, con su símbolo en una nalga. Asimismo, que la UDI, en varias entregas y a pesar de tener candidatas mujeres al Parlamento, pida que “acompañemos a estos hombres que traen en su espíritu el mensaje del cambio que como una estrella brillará en el cielo de Chile para orientar la ruta del futuro”. También que Piñera sólo tenga “héroes” que mencionar, no heroínas, y que se dirija a un grupo de mujeres como gran patriarca -pater- que les resolverá sus problemas, ante la mediación de su esposa.

Porque especial atención y análisis merece la participación de las cónyuges de dos candidatos en la franja, Piñera y Enríquez-Ominami, que si bien proyectan una imagen de mujeres “modernas” -y una relación más igualitaria en la pareja en el caso de Enríquez-Ominami-, reproducen el rol tradicional. Por una parte, actúan en función del proyecto de su marido -ser para otros-, y por otra, aportan la cara más “social” o “sensible” de su candidato-esposo: su apoyo a mujeres pobres para que salgan de la pobreza, actividad benéfica voluntaria característica de las mujeres acomodadas desde el siglo XIX, o el reconocimiento a las mujeres discapacitadas y sus derechos. “Mediadora” una y “vocera” la otra, no escapará a la ciudadanía que el 13 de diciembre votaremos por el candidato a Presidente -no por su cónyuge-, que él debe ser políticamente responsable y rendir cuentas ante el país, independientemente de si cuenta o no con una esposa que lo apoye afectivamente, que tenga un compromiso social, que pueda ser “embajadora de las mujeres en su casa”, como señala Piñera. Con ello, además, anima a las mujeres a buscar redes informales de influencia antes que a ejercer poder y control ciudadano frente a una autoridad fiscalizable. Voceras en la campaña, quien sea elegido Presidente deberá nombrar un/a ministro/a vocero/a y aplicar políticas públicas de acuerdo con nuestro ordenamiento jurídico, que no incluye un “cargo político” de “primera dama”.

Ante este panorama, la pregunta que surge es cómo pasarán muchos de estos candidatos -presidenciales y parlamentarios/as- de una campaña que se dirige a las mujeres como electoras pasivas a una acción que las transforme efectivamente en actoras políticas: en el gobierno, en los cargos partidarios y en las candidaturas parlamentarias y municipales. Y también, qué tipo de relación establecerán con las mujeres y sus organizaciones, si las fortalecerán para que expresen sus demandas y propuestas, o las verán sólo como respaldo a su proyecto personal, objetos de políticas sociales o víctimas de la violencia y la discriminación.

Ojo con la franja electoral, que parece expresar lo que representan los presidenciables y posibles parlamentarios/as en cuanto a las mujeres de mejor forma que lo que repiten en sus discursos, en foros y debates.

Comentarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s