Une y Reinaras: La historia de Sudáfrica y Nelson Mandela


180610
 
¡Hola amigas y amigos…no puedo dejar de colocar en mi espacio la maravillosa presentación  de Martin Feliz, amigo argentino de los espacios de Windows Live!
 
""Une y Reinaras: La historia de Sudáfrica y Nelson Mandela

Junio del año 2010: Comenzó el Mundial de Fútbol en Sudáfrica.

Si, en Sudáfrica.

Esta noticia hace no muchos años hubiera parecido un imposible, si pensamos que este país fue suspendido por la FIFA en 1962 y expulsada de dicha asociación en 1976 debido a la política del Apartheid reinante en esos tiempos en Sudáfrica.

Apartheid significa "separación" en Afrikaanses, una lengua hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia. Este sistema del Apartheid consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales que habitaban el país, con el fin de promover el supuesto "desarrollo" de la nación.

Este fenómeno de segregación racial en Sudáfrica fue implantado por colonizadores ingleses, y abarcaba la discriminación de tipo política, económica, social y racial. “Divide y reinarás” es una máxima de la política predicada por Nicolás Maquiavelo, la cual sugiere que la mejor manera de obtener y mantenerse en el poder es sembrando la intriga y la división. Esto mismo es lo que sucedió en Sudáfrica durante gran parte del siglo XX.
¿Cómo se explica que un país expulsado de la FIFA en 1976 sea el anfitrión del mundial de fútbol 2010? Se podría sintetizar en un solo nombre: Nelson Mandela.

En Sudáfrica Nelson Rolihlahla Mandela es conocido como “Madiba”, título honorario adoptado por ancianos de su tribu. Otros también le llaman “mkhulu”, que significa abuelo. Pero para el mundo en general, es simple y sencillamente Nelson Mandela, el premio Nobel de la Paz (1993) y el sudafricano más famoso del mundo.

Fue el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal. Antes de ser elegido presidente en 1994, fue un importante activista contra el apartheid, motivo por el cual fue encarcelado durante anda menos que 27 años.

Durante su encarcelamiento, Mandela se convirtió en la figura más representativa de la lucha contra el apartheid, para la cual utilizó métodos no violentos de resistencia, siguiendo la inspiración del Gran Gandhi. Aquí vemos como un Gran Persona influye en el accionar de otra Gran Persona.

Mandela estuvo a punto de salir libre de prisión en 1984, cuando el Gobierno le ofreció la libertad “a cambio” de que se fuera a vivir a una región de Sudáfrica que había recibido ciertos privilegios independentistas. Mandela se negó a recibir esos “privilegios” y se mantuvo firme en su deseo de abolición total del sistema del Apartheid. Aquí vemos sus inquebrantables convicciones, las cuales no se negociaban ni condicionaban.

Esta decisión cobra mayor grandeza si se conoce como era su vida en la cárcel: En prisión, él y otros presos realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas. Los prisioneros fueron segregados por raza y los negros recibían menos raciones de comida (recordemos que Mandela es negro). Los presos políticos eran separados de los delincuentes comunes y tenían menos privilegios (recordemos que Mandela era preso político).

Mandela, como prisionero del grupo más bajo de la clasificación, sólo tenía permitido 1 visita y 1 carta cada 6 meses. Las cartas, si llegaban, eran a menudo retrasadas durante largos períodos y leídas por los censores de la prisión. La celda que habitaba tenia una dimensión de 4m2 (2mts de largo x 2mts de ancho), una silla, una manta tirada en el piso (sin una cama) y una ventana que daba a su lugar de trabajo.

Mientras la cárcel habitualmente solo genera mas odio en la mayoría de los prisioneros, en Mandela generó un efecto totalmente contrario. Los 27 años en prisión le enseñaron mucho. Aprendió el idioma de la oposición, sus maneras y formas de actuar, sus procesos de pensamiento. Y su sabiduría le ayuda a ver claramente que, quitarle a los blancos lo que ellos atesoran, solo reforzaría el ciclo de miedo y violencia entre razas ya existente en la población.

Al asumir el poder y el liderazgo del país, el le dice a la población negra que su enemigo ya no es la raza blanca, sino que el enemigo es el prejuicio y el espíritu de venganza. Como considera su salario presidencial demasiado alto ("terrible", dice él), da parte del mismo a la caridad.

"Él puede ganar una elección, pero ¿puede dirigir un país?" Esa es la pregunta planteada por un periódico surafricano cuando Nelson Mandela asume el poder. ¿Cuál fue la respuesta de Mandela?. El responde con humildad, sensatez y tolerancia diciendo: "Es una pregunta legítima".

En la república post-apartheid, la alimentación, las viviendas, los trabajos, la tasa de criminalidad y las finanzas estaban en crisis. La guerra civil se respiraba en el aire. En esta situación, el objetivo de Mandela era fundar las bases del “País del Arco Iris” (como acostumbraba llamar a Sudáfrica), apostando a la reconciliación de todas las razas habitantes del país. Recordemos que es una nación que reconoce nada menos que 11 idiomas oficiales.

¿Cómo reconciliar al país?
Logrando balancear las esperanzas de los sudafricanos negros con los miedos de los sudafricanos blancos.

¿Y como lograr este fino balance?
“Aquello que la gente ama tiene un enorme poder unificador si se lo usa correctamente”
Una de las cosas que los sudafricanos blancos mas apreciaban eran los Springboks, el equipo nacional de rugby Sudafricano que en aquellos tiempos no pasaban por su mejor época y además era mayoritariamente blanco. Aunque los negros trataron de destruirlo como una señal de odio hacia el apartheid, Mandela lo acepta categóricamente.

Sin la confianza de los blancos, él sabe que su nuevo gobierno fracasará. Y con sus ojos puestos en la copa mundial de Rugby a realizarse en 1995 en Sudáfrica, Mandela ve al equipo como una oportunidad para mostrar el talento emergente del país, su personalidad y su fuerza. Él se alía con el capitán de los Springboks, François Peinar, para motivar al equipo a obtener una victoria por su país y de esta forma sanar mediante el deporte el conflictivo estado de violencia reinante entre negros y blancos.

Y lo lograron !!

Sudáfrica se coronó campeón de la copa mundial de Rugby celebrada en su país en 1995 durante su presidencia, hecho que siembra las primeras grandes semillas de unidad en el pueblo Sudafricano. El y Peinar inspiraron a un equipo y a un país entero a SER MÁS GRANDES DE LO QUE CREYERON SER.

Esta increíble epopeya es descripta en el libro “El factor humano” (Playing the enemy), escrito por John Carlin y publicado en 2008. Un año mas tarde se estrena una película basada en este libro, Invictus, dirigida por Clint Eastwood. Tanto el libro como la película son mas que recomendables.

El perdón y la reconciliación son pilares cruciales en el estilo de liderazgo ejercido por Mandela. En lugar de buscar la venganza contra los blancos opresores, Nelson le dice a los negros: "Tomen sus armas, sus cuchillos, sus machetes y láncenlos al mar". Él se sacrifica personalmente por su país, trabajando exhaustivamente y arriesgando su propia vida.

Percibiendo su habilidad y buenas intenciones, el gabinete de Mandela lo apoyó fuertemente. Contrariamente a la política de “Divide y Reinaras”, Mandela demostró que la filosofía “UNE y REINARAS” es mucho mas poderosa, gratificante y efectiva si lo que se está buscando es el BIEN COMUN y no el bien propio. Ojalá los gobernantes actuales y futuros logren comprender esta gran verdad y se vean inspirados por este gran ejemplo de gobernante.

Todo el pueblo Sudafricano llegó a admirarlo por su búsqueda de compasión y hermandad. Él parece haber alcanzado actualmente un estatus de santo entre muchos sudafricanos.

De lo que he experimentado y observado, los orígenes del racismo parecen ser el miedo, la falsa superioridad y el resentimiento. Es fácil para cualquiera de nosotros ver cómo crecen esas semillas de disconformidad en nuestras mentes y corazones. Mandela le enseñó a las personas a rechazarlas. Es el significativo sentido de misericordia de Mandela lo que ha asombrado al mundo entero.

Un líder guía con el ejemplo. Y el ejemplo de Mandela vale la pena seguirse.

Volviendo al principio, es Junio de 2010 y comenzó el Mundial de Fútbol, uno de los deportes mas amados en todo el planeta. Recordemos que “Aquello que la gente ama tiene un enorme poder unificador si se lo usa correctamente”.
Aprovechemos esta oportunidad para hermanarnos en esta celebración mundial, enfocando mas en cultivar un espíritu de unidad y fraternidad mundial y no tanto en el mero hecho de lograr ganar al equipo contrincante en el partido de turno. Que así sea!!
J A B U L A N I ! ! !
(Significa “A CELEBRAR” en idioma Zulú, uno de los mas hablados de Sudáfrica y además es el nombre asignado a la pelota oficial del mundial 2010)

""

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s