COMO MIGUEL APRENDIO A LEER.


El trabajo que hacen los profesores anónimamente desde todos los rincones del país no pasa desapercibido para educarchile. A continuación te contamos cómo la profesora Rosa Morales enseñó a leer al pequeño Miguel Ángel.

No todos los alumnos de la profesora Rosa Morales aprendieron a leer en 1º básico. Uno de ellos, Miguel Ángel, en su segundo año escolar apenas conocía las vocales y cuatro consonantes. “Es una personita muy importante (recuerda), y la meta mía y de su familia era que aprendiera a leer, por esto todos los días le tomaba la lectura”.

Rosa es profesora de segundo básico en la escuela Divina Gabriela, ubicada en Navidad, Sexta Región. Cuando conoció a Miguel Ángel, él tenía 8 años, presentaba hiperactividad, le costaba respetar límites y tenía dificultades para concretar sus deberes escolares. A pesar de lo anterior, la profesora sabía que tenía la capacidad de concentrarse y que con un poco de ayuda podría desarrollar las tareas que se le encomendaban.

Miguel tenía una relación muy cercana y cálida con su mamá. Ella, buscando protegerlo de eventuales conflictos familiares, tendía a evitar establecer límites a su conducta, y esto derivó en que presentara dificultades para reconocer y respetar reglas, sobre todo cuando no eran de su agrado.

De ahí que el proceso de enseñanza fuera arduo, paso a paso y con mucho esfuerzo. La profesora recuerda que las estrategias para alcanzar la meta fueron variadas, incorporando el modelo holístico que promueve la inmersión en un mundo letrado (sala letrada, caminata de lectura, lectura de avisos, afiches etc.); y el modelo de destreza con aplicación de estrategias destinadas a desarrollar la conciencia fonológica y el descubrimiento de las relaciones entre los sonidos de las palabras y los patrones de las letras (aprendizaje de los fónicos).

Su experiencia le decía que cuanto estos dos modelos se aplican en forma equilibrada, la mayoría de los niños logra decodificar el sentido de los textos. “Con Miguel también apliqué el método gestual silábico, consistente en asociar la letra a un objeto, animal o persona significativa para el niño, en forma graduada, por ejemplo la letra A con la palabra mamá, etc”.

Con juegos como la sopa de letras, lotería de palabras, caja de ideas, en un ambiente agradable y de confianza, logró que Miguel escribiera “mamá te amo”, lo que resultó una enorme alegría para ella. “También me dio mucho resultado jugar al quebrantahuesos, formando palabras y oraciones breves recortando letras de diarios y revistas para formar la palabra u oración pedida”, agrega.

Pero Rosa está convencida de que la clave para enseñar está en la constancia, que el profesor todos los días tome la lección a estos niños que por diversas razones tienen un aprendizaje más lento.

También es importante la labor que cumple la familia apoyando lo que hace la profesora en el colegio, interesándose por lo que aprende el niño. Con el tiempo Miguel logró aprender a leer textos breves y significativos, hasta llegar a leer “Las cosas de Pablo”, libro de Juan Farias. Luego comenzó a escribir oraciones breves y de a poco se fue encantando con el mundo de la lectura, con la ayuda de la familia, la escuela y la profesora. “En unos años más, si Dios quiere, tendremos un gran hombre, un profesional”, concluye Rosa.

(fUENTE: http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=93902 y selección de patricia roi jonas).

Anuncios

2 pensamientos en “COMO MIGUEL APRENDIO A LEER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s