Tomas Tranströmer, el poeta del realismo intimista.


El poeta y su mujer.

ESTOCOLMOTomas Tranströmer, a quien se le concedió este jueves el Premio Nobel de Literatura, a los 80 años, es el más conocido de los poetas escandinavos vivos y cuenta con una obra en la que explora la relación entre nuestra intimidad y el mundo que nos rodea.
Psicólogo de formación, sugiere que el examen poético de la naturaleza permite sumergirse en las profundidades de la identidad humana y de su dimensión espiritual.
La existencia de un ser humano no acaba allí donde acaban sus dedos“, declaró un crítico sueco en referencia a los poemas de Tranströmer, a los que describe como “oraciones laicas“.
La fama de Tranströmer en el mundo anglófono debe mucho a su amistad con el poeta estadounidense Robert Bly, que tradujo al inglés buena parte de su obra. Esta ha sido traducida a unos cincuenta idiomas.

En los poemas de Tranströmer abundan las metáforas y las imágenes. Ilustran escenas simples de la vida cotidiana y de la naturaleza. Su estilo introspectivo, descrito por la revista Publisher Weekly como “místico, versátil y triste”, desentona con la vida misma del poeta comprometido en la lucha por un mundo mejor y no únicamente a través de sus poemas.
Nacido el 15 de abril de 1931 en Estocolmo, Tomas Tranströmer fue educado por su madre, después de la partida, muy temprana, de su padre.
Diplomado en Psicología en 1956, trabajó en el Instituto Psicotécnico de la Universidad de Estocolmo. En 1960 empezó a ocuparse de jóvenes delincuentes en un instituto especializado.
A la vez que desarrollaba una rica obra poética, trabajaba con discapacitados, condenados y toxicómanos. Con 23 años, siendo todavía estudiante, publicó su primera antología, ’17 poemas’, en una de las mayores editoriales suecas, Bonniers, con la que seguiría a lo largo de toda su carrera.

Para el editor, la poesía de Tranströmer es “un análisis permanente del enigma de la identidad individual frente a la diversidad laberíntica del mundo”.
En 1966, recibió el prestigioso premio Bellman, al que seguirían numerosas recompensas, como el Neustadt International Prize (Estados Unidos, 1990). En 1997, la ciudad obrera de Västeraas, donde vivió 30 años antes de volver a Estocolmo en los años 90, creó el premio Tranströmer.
Después de publicar decenas de antologías, el poeta sufrió en 1990 un ataque de apoplejía que le dejó parcialmente paralizado y afásico, lo que le obligó a reducir considerablemente su actividad.
Su primera obra tras ese ataque, seis años después, fue una antología titulada ‘Góndola fúnebre’, de la que se han vendido 30.000 ejemplares, una buena cifra para el género de la poesía. Después de este éxito, Tranströmer no publicó nada durante ocho años, salvo su correspondencia con Bly.
Su última publicación se remonta al año 2004, con ‘El gran enigma’, una antología de 45 ‘haikus’.
Desde entonces se centra en su otra pasión, la música. Toca a diario el piano, solo con la mano izquierda (la derecha quedó lisiada por el ataque), y se pasa las mañanas escuchando música clásica, contó su esposa en una entrevista al diario sueco Dagens Nyheter este año.

Tomas Tranströmer vive con su esposa, Mónica. Tienen dos hijas.

(Fuente:  http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jdaACXS7A-mT9B9FCKV2WCRDUT0A?docId=CNG.a70773c5111c2670247231a2e34b6 y selección de patriciaroijonas)

Anuncios

4 pensamientos en “Tomas Tranströmer, el poeta del realismo intimista.

  1. Un poema de Tomas Tranströmer:

    “MADRIGAL
    Heredé un bosque sombrío donde rara vez voy. Mas llegará un día en que los muertos y los vivos cambien de lugar. Entonces, el bosque se pondrá en movimiento. No estamos sin esperanzas. Los crímenes más difíciles continúan sin aclarar a pesar de los esfuerzos de muchos policías. Del mismo modo, hay en nuestra vida un gran amor sin aclarar. Heredé un bosque sombrío pero hoy yo camino en otro bosque, el luminoso. ¡Todas las criaturas que cantan, serpentean, mueven la cola y se arrastran! Es primavera y el aire es muy fuerte. Tengo un diploma de la universidad del olvido y estoy tan vacío como la camisa que se seca en el cordel.”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s