TheCoevas official blog

Il mi e il si bemolle si bagnarono nell’eco. C’era una volta nel tutto diviso e nel nulla completo, in audaci mondi lontanissimi, la dittatura del curaro. E l’aria ascolta la grande curva di un volo sacro di farfalle. Questi sono solo alcuni dei titoli dei brani che compongono Coevica, un concept album ideato da Marcello Appignani per accompagnare il romanzo “Coeva”, scritto a 8 mani, quelle degli scrittori Maria Pia Carlucci, Maurizio Verdiani, Fiorella Corbi e Stefano Capecchi, live al Music Inn di Roma il prossimo 4 marzo. Stiamo parlando della colonna sonora di un libro. Non un semplice sottofondo musicale per accompagnare una lettura pubblica, ma il completamento di un lavoro letterario davvero unico nel suo genere: un romanzo scritto come una partitura musicale da un collettivo di autori che si definiscono come strumentisti di parole, The Coevas.

Coeva è una storia d’amore, quella tra Kama e Velle…

Ver la entrada original 874 palabras más

Anuncios

5 pensamientos en “

  1. Traducción aproximada:
    “Il mi e il si bemolle si bagnarono nell’eco”; “C’era una volta nel tutto diviso e nel nulla completo, in audaci mondi lontanissimi”; “La dictadura de curare”; “E l’aria ascolta la grande curva di un volo sacro di farfalle”.
    Estos son sólo algunos de los títulos de las canciones que componen el Coevica, un álbum de concepto diseñado por Marcello Appignani para acompañar a la novela “Coeval”, escrito a 8 manos, esos escritores Maria Pia Carlucci, Maurizio Verdiani, Fiorella Corbi y Stefano Capecchi, viven en música Inn en Roma marzo próximo 4. Estamos hablando de la banda sonora de un libro. No un simple fondo musical para acompañar una lectura pública, pero la realización de una obra literaria es verdaderamente única: una novela escrita por un colectivo de autores que se definen como instrumentistas de la palabra, y la Coevas como una partitura musical.

    Coeval es una historia de amor entre el Kama y Velle, en un mundo imaginario y paralelo al nuestra. Para ganar el corazón de su amada y satisfacer sus deseos, el pobre Kama, enfrenta varias aventuras y encuentros con personajes de nombres altisonantes que suenan, como Strauss, Cassandra, Kafkasìa, Asamblea, Vox Populi. La novela arrastra al lector en una dimensión alternativa de la realidad, que le obliga a poner en marcha sus neuronas para no perder la ruta en una intrincada maraña en que palabras, sintaxis y conceptos son distorsionados y llevados a sus límites extremos. Las voces de los personajes se funden y se mezclan, como en una orquesta. Cada uno realiza su melodía y ritmo, a veces acompañando pianissimo, a veces creciendo, finalmente explotando en solitario.

    Coeval es un extraordinario experimento gráfico y literario, y en este contexto, Marcello Appignani música/el músico ha apreciado ya en trabajos anteriores como la última noche de bodas (http://www.musicin.eu/?p=6483); imaginaba una banda sonora que puede destacar aún más la capacidad evocativa de la palabra.

    Líquido/Agua. Esta la primera palabra que viene a la mente de escuchar las canciones, que son 16 pero se escucha como si se tratara de una sola composición, así como una película que ves todo junto y no importa si está dividida en escenas. Agua, dijo. Conocido como las gotas que se convierten en lluvia, arroyos, cascadas y formando charcos, lagos, océanos. El archipiélago de duda. Surrealista inmersión, dip improbable. Líquido de revolución indolora. Los títulos de las canciones confirman este contacto constante con el elemento primordial. Liquidez se refiere a nuestro inconsciente, el útero que nos saluda en estado embrionario, intercambio de saliva y sudor de un encuentro físico, ya sea luchar o acto de sexo. Agua que fluye, transportes, agua, lava, barridos. Lágrimas. Pequeños arroyos producidos por la fricción de emociones, desde la esquina interior del ojo, de repente saltan y nos recuerdan que hay vida aquí.

    Piano, guitarra, voz y sintetizador. Marcello Appignani compone, arregla y produce sonidos, y produce Coevica solo pero en completa simpatía con el texto escrito, traduciendo el sonido de la palabra, convirtiendo sugerencias visuales en texturas sonoras que a veces acompañan suavemente, a veces agregar énfasis y patetismo, dando al espectador, no más que un simple lector, un código adicional para disfrutar plenamente de la obra de arte, convirtiéndola en una experiencia sensorial completa.

    • Ciao Marcello Appignani, deliziato con il tuo commento…per me è di nuovo una colonna sonora per un libro, io penso che sia un originale. La traduzione è stata fatta utilizzando un traduttore, perché anche se capisco qualcosa italiano – e mio nonno era italiano – ma non parlo italiano.
      Ho ascoltato la musica e mi è piaciuto.Vorrei sottolineare “Imago Porno”…

      • Ciao Patricia, scusa se ti scrivo in italiano ma purtroppo non conosco lo spagnolo. Sì effettivamente è una novità ed è la prima colonna sonora originale composta per un romanzo, sicuramente in Italia ma credo anche in molte altre parti del mondo! (solo in America è stato fatto da qualche mese). Se ti piace la mia musica puoi ascoltare dell’altro sul mio sito http://www.marcelloappignani.it oppure su iTunes o Amazon. Ciao!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s