Universidad de Chile despide al ex Presidente Patricio Aylwin


El reconocido político, abogado y Profesor Emérito de la Universidad de Chile, Patricio Aylwin, falleció este martes 19 de abril a los 97 años. Quien fuera el primer Presidente de la República tras el retorno de la democracia e histórico dirigente del Partido Demócrata Cristiano, estuvo ligado a nuestra Casa de Estudios desde su juventud. Sus restos serán velados en el ex Congreso Nacional en Santiago.

Estuvo ligado durante toda su vida a nuestra institución: primero como estudiante, luego como académico y finalmente como Profesor Emérito.

Considerado como uno de los hombres clave de la transición a la democracia, y quien abriera el camino para las primeras investigaciones sobre Derechos Humanos tras la dictadura al impulsar la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, fue durante toda la segunda mitad del siglo XX un protagonista de la política nacional.

Patricio Aylwin es considerado como uno de los hombres clave de la transición a la democracia. Uno de los hitos de su gobierno fue la investigación de casos de violaciones a los DD.HH. en dictadura.

Tal como explicara en enero de 1995 en su discurso al recibir la distinción de Profesor Emérito de la Universidad de Chile, su compromiso con la política y sus actividades como estudiante estuvieron íntimamente ligados. “Fue la misma pasión por la justicia que inspiraba mi entusiasmo juvenil de estudiante de derecho, lo que me movió a comprometerme en la actividad política”, aseguró en la ocasión.

El ex Presidente Patricio Aylwin se recibió de abogado en la Universidad de Chile en 1944 con la tesis “El juicio arbitral”.

Su vida política inició en 1945, cuando a los 27 años de edad se incorporó a las filas de Falange Nacional, partido fundado siete años antes en base a los principios del social cristianismo, integrándose a su mesa directiva en 1949. Luego, fue un activo participante en la fundación del Partido Demócrata Cristiano (PDC) en 1957, tienda que encabezaría en siete oportunidades.

Histórico dirigente del Partido Demócrata Cristiano, fue una figura central en la conformación de la Concertación.

En 1973 para el Golpe de Estado ocupaba la máxima dirigencia del PDC y era una de las principales figuras de la oposición al Presidente Salvador Allende. Su visión sobre ese período será reflejada en un libro aún inédito que se mencionó en una entrevista del 2013 para el diario La Tercera, y que tendría más de 500 páginas.

Tras cuatro años de régimen militar, en 1978, formó parte del “Grupo de Estudios Constitucionales” también llamado “Grupo de los 24”, que buscó generar una propuesta respecto a la institucionalidad futura. 

Como uno de los principales líderes demócratacristianos, rechazó junto al ex presidente Eduardo Frei Montalva la Constitución de 1980 planteada por la dictadura militar y se opuso a su consulta pública, participando dos años después en la conformación de la coalición opositora “Alianza Democrática” como vicepresidente del PDC. En 1987, siendo nuevamente el máximo dirigente de la colectividad, trabajó en la conformación de la “Concertación de Partidos por la Democracia”, confluencia de partidos que impulsó la opción “No” en el plebiscito de 1988.

Al año siguiente sería designado como candidato a la presidencia, triunfando en diciembre sobre los candidatos Hernán Büchi y Francisco Javier Errázuriz, obteniendo el 55,2 por ciento de los votos y transformándose en el primer Presidente de la República de la transición a la democracia, por un período de cuatro años. Asumió el mando del país el 11 de marzo de 1990 y gobernó hasta 1994.

Su gobierno estuvo marcado por el trabajo de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, encabezada por el ex parlamentario Raúl Rettig, y por la permanencia del general Augusto Pinochet como Comandante en Jefe del Ejército, con quien debió vivir dos momentos de gran tensión: los conocidos como “ejercicio de enlace” y “boinazo”.  

Tras abandonar la presidencia de la República, fue presidente de la Corporación Justicia y Democracia y presidió la Comisión Latinoamericana y del Caribe sobre Desarrollo Social, fue encargado de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Compromiso permanente con la Casa de Bello

Nacido el 26 de noviembre de 1918 en la ciudad de Viña del Mar, Patricio Aylwin cursó sus primeros años de educación en el Colegio de los Padres Salesianos en Valdivia, mientras que sus estudios secundarios los realizó en el Liceo de Humanidades de San Bernardo y en el Internado Nacional Barros Arana.

Ingresó a la carrera de Derecho en la Universidad de Chile en 1936, iniciando un vínculo con nuestra Casa de Estudios que se mantendría durante toda su vida, primero como estudiante y desde 1946 como académico.

Durante su vida estudiantil fue profesor ayudante en la cátedra de Derecho Procesal y Derecho Civil, siendo el primer presidente de la Academia Jurídica de los estudiantes de Derecho, creada en 1939. Este histórico político participó del equipo de la revista Mástil, perteneciente al Centro de Estudiantes de Derecho, espacio de expresión y encuentro de una generación política y artística que incluyó no sólo al futuro Presidente de la República, sino que también a políticos como Máximo Pacheco y Óscar Waiss, y a escritores como Pablo de Rokha y Manuel Rojas.

Durante dos décadas Patricio Aylwin fue académico de Derecho Administrativo en nuestra Casa de Estudios, asumiendo como director de la Escuela de Derecho el año 1967. Además, a lo largo de su vida el ex Presidente fue nombrado Doctor Honoris Causa en la Universidad de Georgetown y Notre Dame, en Estados Unidos, de Waseda y Soka, en Japón, de La Trobe en Australia, del Rosario en Colombia, de La Sorbonne en Francia, y de Parma, en Italia.

En virtud de sus méritos y contribución al desarrollo del conocimiento, el 11 de enero de 1995 el Rector Jaime Lavados, con el acuerdo del Consejo Universitario, le concedió la calidad de Profesor Emérito de nuestra institución.

La visión de Aylwin sobre la Universidad

En 1941 el entonces joven estudiante de Derecho plasmó en las páginas de la revista “Mástil” su mirada sobre el rol de la Universidad en una sociedad como la chilena. Así, explicó en un artículo titulado “La universidad y la reforma universitaria”, publicado en junio de ese año, que “la universidad, además de centro de cultura, de profesión y de ciencia, debe ser una fuerza social, un poder espiritual vivo que actúe sobre la vida social y la dirija”.

En los siguientes párrafos profundizó sobre su pensamiento, enfatizando en la necesidad de que las instituciones de educación superior estuvieran en permanente roce con la realidad que las rodeaba. “La universidad necesita contacto con la existencia pública, con la realidad histórica, con el presente; tiene que estar abierta a la plena actualidad, más aún, tiene que estar en medio de ella, sumergida en ella, porque la vida pública necesita urgentemente la intervención en ella de la universidad como tal”.

Texto: Felipe Ramirez
Dircom-UChile

Martes 19 de abril de 2016

 
(Fuente:  http://www.uchile.cl/noticias/120652/universidad-de-chile-despide-al-ex-presidente-patricio-aylwin  y selección de Patricia Roi Jonas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s